Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Estrategia de mercado — 06.06.2017

CONSOLIDACIÓN DE LOS DATOS EN LAS ECONOMÍAS DESARROLLADAS

Silvia García-Castaño

Las perspectivas de crecimiento y de inflación han mejorado durante los últimos meses en la mayoría de los países desarrollados, como reflejan tanto los últimos datos como los indicadores adelantados. Lo mismo aplica para las expectativas de beneficios. Por otro lado, pensamos que el riesgo de deflación ha desaparecido.

Seguimos viendo un crecimiento económico global moderado pero sólido, gracias a unas políticas monetarias expansivas, ante las que el sector empresarial está respondiendo positivamente. Esperamos un crecimiento de beneficiosde dos dígitos en 2017 y 2018En EE.UU, los buenos datos macroeconómicos unidos a la caída de los riesgos geopolíticos globales (sin señales de recesión en China, sin procesos electorales de inestabilidad de la zona Euro, con estabilidad en la deuda de la Unión Europea, con un proceso lento del Brexit, con acuerdos de la OPEP, etc.), llevan a una posición de la Fed  con vistas a seguir con su normalización de política monetaria con subidas de tipos en junio y en septiembre, sin descartar la reducción de su balance.

En la zona Euro, en los últimos 6 meses los datos macroeconómicos van consolidando su mejora mientras que los indicadores adelantados siguen mostrando un futuro cercano prometedor, con crecimientos por encima del 2%. Alemania sigue siendo el buque insignia  de esta mejora. Francia mantiene su pulso alcista mientras que Italia está perdiendo cierto dinamismo.

Todo esto, unido a que las dudas sobre las políticas anti europeas se van despejando, hace que se haya establecido un entorno muy favorable para dar un nuevo impulso a la Unión Europea a nivel político.

Con respecto a China, la falta de medidas fiscales podrían llevar al país a un menor crecimiento. Tendremos más detalles en Octubre con el plan quinquenal “Plenum”. En 2017 seguiremos monitorizando su deuda como principal riesgo, así como la limpieza del sector financiero, tras los excesos de la última década.

Recomendaciones

  • Mantenemos una postura neutral en el corto plazo en el mercado de renta variable siendo nuestra opinión positiva en el medio plazo. Nuestras recomendaciones geográficas permanecen invariables (preferencia por la zona Euro y Japón). Nos mantenemos neutrales en EEUU y en los mercados emergentes. Por sectores tampoco hay modificaciones: preferencia por las temáticas tales como el crecimiento secular, la reflación en Europa y el oportunismo en sector energético.
  • Continuamos siendo prudentes con respecto a los mercados de renta fija. Nuestro objetivo a 12 meses para el Bund alemán es del 1% y para los bonos del tesoro americano es del 3%. Preferimos el segmento de bonos corporativos más arriesgados manteniendo duraciones bajas. Esto incluye los bonos “High Yield” y los bonos convertibles de la zona Euro. Cambiamos nuestra opinión a positiva con respecto a los bonos de los países emergentes en divisa local (mayores crecimientos, inflación reducida, posibles bajadas de tipos en diversos países, reducción del riesgo de proteccionismo en EE.UU).