Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#ESTRATEGIA DE INVERSIÓN — 09.09.2016

Análisis post-Brexit, septiembre 2016

Florent Brones

Tras el Brexit, los mercados financieros han estado menos volátiles durante el verano. No hemos cambiado nuestra estrategia de inversión este mes. Se mantienen varios riesgos: un endurecimiento de la política monetaria en EEUU, incertidumbres políticas en Europa, etc.

Menor volatilidad de los mercados durante el verano

El principal riesgo antes del verano era el Brexit. Después de la votación a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los mercados experimentaron dos días de mucha volatilidad, antes de que volviera la calma. Hubo una rápida transición entre el gobierno de Cameron y el nuevo gobierno de May y la nueva primera ministra destacó que seguirán un enfoque gradual. En julio, hubo una mejoría en los datos económicos globales, mientras que la publicación de los beneficios empresariales estuvo en línea con las expectativas.

…aunque siguen los riesgos

El principal riesgo tiene que ver con el Banco Central de Estados Unidos. La Fed ha manifestado su intención de subir sus tipos de interés con el fin de continuar con la fase de normalización de su política monetaria iniciada en 2015. Los miembros de la Fed tienen un objetivo de tipos del 2% a 2 años.

No obstante, los mercados creen que la Fed no estará en posición de subir sus tipos de interés hasta ese nivel.

Los Futuros sobre los tipos estadounidenses anticipan solo una subida durante los próximos 12 meses. Nuestro escenario está a medio camino: esperamos 3 subidas de tipos de 25 puntos básicos cada una en los próximos 12 meses, la primera en diciembre y luego 2 en 2017.

En Europa, los riesgos políticos no deben ser ignorados con el referéndum en Italia en noviembre y los problemas para la formación de un nuevo gobierno en España. El sector bancario europeo también se enfrenta a las incertidumbres regulatorias.

China también puede suponer una decepción, ya que las expectativas de crecimiento son muy elevadas, en un momento en el que la política fiscal está aportando mucho.

No obstante, tenemos confianza en el futuro: las tendencias de crecimiento y beneficios son positivas.

La divergencia en las políticas monetarias

La divergencia en las políticas monetarias será un factor importante en los próximos meses. La Fed va a endurecer su política monetaria. No estamos seguros del momento y el alcance, pero no hay duda de que se va a producir. Los otros bancos centrales, mantendrán su flexibilización monetaria en los próximos meses. Por lo tanto, el dólar estará fuerte. El Banco de Japón está considerando medidas adicionales para contrarrestar la fortaleza del yen. Estas medidas podrían ser anunciadas el 21 de septiembre, el mismo día en el que se celebrará la reunión de la Fed.

Pocos cambios en nuestro escenario económico global

El crecimiento económico mundial debería de estar alrededor del 3% en 2016 y del 3,3% en 2017. Esta aceleración del crecimiento a nivel mundial estará apoyada principalmente por los mercados emergentes, mientras que las economías maduras seguirán con un crecimiento moderado (aunque sólido). China será un motor fundamental para este crecimiento superior al 6% anual. La inflación mundial llegará al 4% en 2016, pero se ralentizará ligeramente hasta el 3,6% en 2017, debido principalmente a los mercados emergentes. La inflación se mantiene estable en los países desarrollados.

La búsqueda de rentabilidad empujará al alza a los mercados de valores

A medio plazo, la tendencia de los mercados de valores dependerá del crecimiento de los beneficios y de los dividendos que, según nuestra opinión, será positivo. Nuestro escenario principal es que la economía global continuará creciendo moderadamente. Los márgenes de beneficios (excluyendo EEUU) cuentan con un significativo potencial de subida, especialmente gracias al sector del petróleo, con el barril estabilizado alrededor de 50 dólares.

En un contexto de subida moderada de los beneficios y de las bolsas, los dividendos continúan representando una parte muy importante de las rentabilidades totales de las inversiones en renta variable.

Las valoraciones no son extremadamente elevadas, especialmente teniendo en cuenta que los tipos de interés están en niveles cercanos a mínimos históricos. Las inversiones en renta variable todavía ofrecen un potencial de subida con un riesgo moderado, dos características poco comunes hoy en día.