Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#ESTRATEGIA DE INVERSIÓN — 07.11.2016

¿Cómo han evolucionado nuestros temas de inversión recomendados para el 2016?

Silvia García-Castaño

A principios de año lanzamos una selección de nuestros 10 temas de temas de inversión recomendados para inversores de Banca Privada para 2016.

file

Creemos que es buen momento para revisar cómo han evolucionado cada uno de estos temas durante los 9 primeros meses del año y presentarle una actualización de nuestra estrategia de inversión.

Empezamos por los 3 primeros temas de inversión enfocados en clientes defensivos.

Tema 1: El desafío de los bajos rendimientos

1.1 Oportunidades en bonos convertibles: Los bonos convertibles son instrumentos de renta fija en los que se combinan características tanto de las acciones, como de los bonos. En el tercer trimestre del año, los bonos convertibles se vieron favorecidos por la recuperación de los mercados de renta variable, por la relajación de los tipos de interés y de los diferenciales corporativos, apoyados por la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Los bonos convertibles en la zona Euro subieron un 2,2% en el tercer trimestre. Seguimos positivos en las acciones europeas y esperamos que los diferenciales corporativos se reduzcan aún más. Por ello, continuamos recomendando bonos convertibles europeos.

1.2 Oportunidades en bonos corporativos “high yield”: Los bonos europeos “high yield” tuvieron un buen comportamiento en el segundo trimestre (3,2%). Gracias a que los diferenciales de crédito se han reducido algo, y a la contracción de los tipos de interés, los inversores han recibido atractivas rentabilidades. Las compañías europeas se han beneficiado del apoyo de los bajos tipos de interés y de la compra por parte del BCE de bonos corporativos. Actualmente las compañías que se encuentran en este segmento cuentan con altos niveles de caja, mientras que el ciclo de crédito está menos avanzado que en EEUU. Esto debería limitar la subida de las tasas de impago o “default”. Por todo lo anterior, seguimos positivos los bonos “high yield” europeos.

Tema 2: Generación de ingresos estables a través de dividendos crecientes y REITS europeos

Los tipos de interés han disminuido hasta niveles extremadamente bajos y los bonos cotizan con unas valoraciones exigentes. Ahora mismo, una sustancial proporción de bonos de gobierno están ofreciendo rentabilidades negativas, lo que no tiene precedente. Por otro lado, las acciones están ofreciendo dividendos elevados, seguros y crecientes. También los valores inmobiliarios son atractivos para los inversores que busquen ingresos regulares.

Los REITS europeos han obtenido buenas rentabilidades desde principios de año. Se han visto beneficiados por las medidas del BCE y por los atractivos dividendos. Creemos que los REITS podrían sufrir en los próximos meses por las perspectivas de que se produzca una subida de tipos pero siguen siendo atractivos en el medio plazo.

Tema 3: Oportunidades vía soluciones flexibles

Esta clase de activo se ha visto beneficiada por los tipos de interés, la recuperación de los mercados de renta variable y el contexto de “búsqueda de rentabilidad”. Los fondos alternativos han obtenido una rentabilidad relativamente buena, sobre todo en las estrategias long short equity (1,9%) y global macro (0,6%).

Pensamos que los gestores han posicionado sus carteras para beneficiarse de las oportunidades que puedan surgir a futuro en el esperado entorno volátil de los próximos meses. El contexto de búsqueda de rentabilidad debería ofrecer un apoyo más estructural, por lo que seguimos favoreciendo este tipo de activo.