#Inversiones — 18.08.2020

GOBERNANZA FAMILIAR, MANTENERLA EN LA FAMILIA

La mayor parte, si no todos los emprendedores de éxito, han construido su patrimonio tras superar retos y obstáculos en sus negocios, incluyendo los que surgen de la gestión de las relaciones, de la toma de decisiones críticas en un entorno cambiante y de la búsqueda de soluciones innovadoras para garantizar el progreso.

La gestión, conservación y transmisión del patrimonio en beneficio de sus familias es otro desafío que requiere el mismo tipo de comportamiento. El último Informe Global sobre Emprendimiento puso de relieve que el 51% de los emprendedores tienen una estrategia para transmitir su negocio a su familia. Altamente emotivo en su naturaleza, la noción de un negocio familiar y el patrimonio construido a partir del mismo (y la transmisión de este patrimonio), pueden ser la base de tensiones que podrían evitarse potencialmente.

Para abordar estas cuestiones, gran parte de las familias de éxito establecen estructuras de gobierno claras, con el objetivo de establecer reglas, establecer directrices transparentes y estructuras legales. Ese marco de gobernanza permite al responsable de la familia asegurarse de que el patrimonio familiar permanezca protegido a lo largo de las generaciones. Establecer reglas para la adopción de decisiones, con el fin de garantizar el buen funcionamiento del negocio familiar y para proteger los intereses de los miembros de la familia.

Aunque un family office o una empresa de inversión familiar, se han vuelto relativamente comunes, sobre todo en Europa, es vital que el gobierno establecido y la estructura seleccionada se adapten a las necesidades y circunstancias específicas de cada familia, en lugar de basarse en una solución estándar.

Estas decisiones críticas requieren una planificación y una reflexión meticulosa con expertos que les ayuden a entender el contexto específico de cada familia y así adaptarse a los objetivos a largo plazo de los “managers”.

Una correcta estructura de gobierno debería recoger una serie de medidas de protección para la familia y para sus miembros, incluyendo un plan de sucesión, un proceso de toma de decisiones y un objetivo general de inversión, pero también se debería anticipar a posibles desacuerdos que pudieran surgir entre los miembros de la familia y preparar a las próximas generaciones para hacerse cargo de la gestión del patrimonio familiar. En este sentido, la continuidad, conservación y el desempeño son algunos de los conceptos clave.

En un contexto tan complejo y sensible como lo es la sucesión familiar, nuestros expertos cuentan con la experiencia para identificar los problemas que deben ser abordados y para diseñar soluciones, teniendo en cuenta las necesidades de la familia.

Mantenemos con nuestros clientes una relación de confianza para comprender sus necesidades y aportar toda la experiencia necesaria.

Desde la ayuda para diseñar la estructura de gobierno que mejor se adapte a la familia, hasta la preparación para las próximas generaciones a través de nuestro programa NextGen. La gama de servicios de BNP Paribas Wealth Management está constantemente evolucionando para que nuestros clientes puedan adaptarlos a sus propias necesidades y expectativas. Garantizar la cohesión familiar y la perpetuación de su cultura familiar, de una generación a otra, es esencial para nuestros clientes. Por ello, estamos orgullosos de garantizar que nuestros clientes se benefician de un enfoque personalizado e integral para lograr sus propios objetivos familiares.