Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Estrategia de mercado — 02.11.2017

EL BANCO DE INGLATERRA SUBE SUS TIPOS DE INTERÉS

A pesar del difícil e incierto entorno económico, el Banco de Inglaterra (BoE) ha subido sus tipos de interés por primera vez desde hace 10 años, en respuesta al incremento de la inflación.

Entorno económico:

Los miembros del BoE habían estado avisando a los mercados de que una subida de sus tipos de interés “podría ser apropiada en los próximos meses” ya que la inflación estaba por encima de los niveles objetivo. De hecho, la inflación alcanzó el 3% interanual en septiembre, el aumento más rápido visto en los últimos 5 años y actualmente se encuentra en un 1% por encima del objetivo. Como resultado, la mayoría del mercado ya había descontado una subida de tipos en noviembre.

Sin embargo, la foto global no es del todo clara. Por un lado, los recientes datos han mostrado que la economía inglesa creció más de lo esperado en el tercer trimestre y que el desempleo cayó hasta el 4,3%, nivel mínimo de los últimos 42 años. Por otro lado, el fuerte mercado laboral mostró signos de deterioro ya que las expectativas de empleo se suavizaron y aumentó el número de trabajadores por cuenta propia y a tiempo parcial. Adicionalmente, aunque los salarios nominales fueran más altos, los salarios reales continuaron descendiendo, lo que pesó sobre las ventas minoristas de septiembre. Este hecho además podría obstaculizar el crecimiento futuro. Todo esto ocurre en un entorno en el que el nivel de incertidumbre con respecto al Brexit está probablemente en sus niveles más elevados, las conversaciones están aparentemente estancadas y el Partido Conservador no parece estar demostrando unidad.

Por tanto era una decisión complicada para el BoE. O bien subir los tipos de interés en respuesta a la aceleración de la inflación, o mantenerlos, con el objetivo de anticiparse a futuros retos con respecto el crecimiento.

La decisión:

EL BoE votó por una mayoría de 7-2 elevar sus tipos de interés 25 puntos básicos hasta el 0,50%. Declaró que esperaba realizar aumentos muy graduales en los próximos tres años. Además, decidió mantener el programa de compra de activos en 435 mil millones de libras. El principal objetivo por el cual ha decidido subir los tipos de interés ha sido para devolver la inflación de forma sostenible al objetivo del 2%. El Brexit sigue siendo el principal riesgo para el crecimiento.

No creemos que esta subida de tipos indique el comienzo de un ciclo de ajuste monetario. Se necesita antes una mayor claridad con respecto al Brexit, así como más pruebas de que la subida de salarios impulsará la inflación de forma sostenible. No prevemos más subidas de tipos en 2018.