Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Estrategia de mercado — 16.05.2017

Pocos cambios en nuestra estrategia de inversión para mayo

Neutrales en renta variable en el corto plazo: sin cambios

El pasado marzo adoptamos una postura neutral desde positiva en los mercados de renta variable a corto plazo. Algunos mercados han obtenido buenas rentabilidades este año y han descontado la mejora de los fundamentales (sobre todo EE.UU y mercados emergentes). La fase de transición hacia unos tipos de interés más altos y unos mayores rendimientos de los bonos, está aumentando la vulnerabilidad de los mercados de renta variable.

A medio plazo, mantenemos nuestra opinión positiva. Los fundamentales son buenos y deberían mejorar aún más cuando los tipos de interés se normalicen y dejemos atrás el frágil entorno político.

Preferencia por la zona Euro y Japón. EE.UU continúa ofreciendo un potencial alcista en el medio plazo aunque es un mercado caro considerando los riesgos existentes. Nos mantenemos neutrales.

Nuestra visión alcista con respecto al dólar ligada al endurecimiento de la política monetaria en EE.UU justifica que seamos prudentes en los mercados emergentes a corto plazo. Ser selectivos es muy importante dependiendo del grado de sensibilidad a la economía estadounidense. Nos sigue gustando Asia Emergente, en particular China e India.

Renta fija emergente en divisa local: mejoramos nuestra opinión

Hemos cambiado a positiva nuestra visión sobre este segmento de renta fija por diferentes razones. El flujo de nuevas noticias económicas es positivo gracias a la mejora en el comercio mundial. Varios bancos centrales (incluyendo Rusia, Sudáfrica, Brasil y Chile) podrían reducir sus tipos. El riesgo de proteccionismo de la administración Trump está menos presente: renegociación (y no una retirada) del Tratado del libre comercio (NAFTA) y un enfoque de negociación (vs. confrontación) con China.

Por último, los bonos de los mercados emergentes en divisa local ofrecen un buen carry , lo que les convierte en una forma defensiva a la hora de tomar una posición en los mercados emergentes.

Preferencias sectoriales y temáticas: Sin cambios.

Recomendamos tomar beneficios en bancos estadounidenses (que están caros después de su buen comportamiento) y reinvertir en telecomunicaciones europeas, que están rezagadas en términos de valoración y se benefician de un perfil más defensivo.

En Europa, seguimos positivos en el sector bancario y de seguros, que se beneficiarán del aumento de los rendimientos de los bonos y del incremento de la pendiente de la curva que esperamos. También mantenemos una opinión positiva sobre el sector tecnológico tanto en Europa como en Estados Unidos. El sector de la energía estará respaldado por el rango del precio del petróleo de entre 50-60 dólares.

Bonos y crédito

El entorno de crecientes tipos de interés y el aumento de los rendimientos de los bonos está penalizando significativamente su rentabilidad potencial de los bonos. Esto es particularmente cierto para los bonos con vencimientos a largo plazo y para los bonos que no ofrecen una prima de riesgo del emisor.

En nuestro escenario para los bancos centrales, esperamos una subida de los tipos de interés a corto y largo plazo en Estados Unidos, mientras que en Europa, los tipos de interés a largo plazo deberían aumentar.

Nos gustan los bonos corporativos con duraciones moderadas. Para la zona Euro, incluimos los bonos High Yield así como bonos convertibles. En Estados Unidos, tenemos una preferencia por los bonos corporativos de calidad, incluidos aquellos con cupones variables.

En los mercados emergentes, estamos neutrales en los bonos con divisa local fuerte (sensibles al dólar, por definición) y cambiamos a positivos con respecto a los bonos emergentes en divisa local que cuentan con un colchón gracias al carry que ofrecen que es del 6,7%