Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Filantropía — 28.09.2018

Los nuevos filántropos españoles

Entrevista a Nathalie Sauvanet, Global Head of Individual Philanthropy de BNP Paribas Wealth Management

¿Cómo es el perfil de los filántropos españoles en la actualidad?

El perfil general de los filántropos ha cambiado. Mientras que los filántropos solían organizar sus acciones benéficas a través de sus testamentos, ahora quieren actuar durante su vida. Estos nuevos perfiles de filántropos incluyen, por ejemplo, líderes empresariales dispuestos a redistribuir una parte de su éxito, o personas que, a falta de herederos, están preocupados por el futuro de su patrimonio.

Para la mayoría de los filántropos, mejorar la vida de otras personas es una filosofía que se transmite de generación en generación. Los titulares del patrimonio familiar quieren transmitir a sus hijos o a sus familiares más cercanos, el valor de compartir con los demás.

Se aprecia también un número creciente de “filántropo-emprendedores” tanto en España, como en otros países europeos y asiáticos. Siguiendo los pasos de los anglosajones, cada vez más filántropos de Europa y Asia optan por un enfoque emprendedor basado en modelos de financiación similares al capital riesgo. Estos filántropos buscan eficiencia y están acostumbrados a valorar el rendimiento social de sus acciones. Están comprometidos a nivel financiero, y además, están deseando utilizar sus habilidades y sus redes profesionales para servir a sus causas. La generación más joven de emprendedores está particularmente abierta a utilizar métodos híbridos para conseguir mayor eficiencia e impacto global.

Los filántropos españoles están cada vez más informados y más preparados profesionalmente. Presentan un enfoque muy pragmático ya que preparan con antelación sus acciones, comprueban la utilidad y la validez de sus iniciativas con otros filántropos comprometidos o expertos y buscan información para formarse en las particularidades del sector filantrópico o en las causas que han seleccionado.

¿Cuáles son las causas que más apoyan los filántropos españoles?

La filantropía española se está abriendo cada vez más a la diversidad de los problemas presentes en la sociedad nacional, como la inmigración, la huida de capital humano, la investigación médica o la integración social. Sus contribuciones suelen estar relacionadas con sus pasiones e intereses, con un deseo de tratar con cuestiones que les afectan personalmente o con su percepción de los actuales problemas y necesidades sociales.

El resultado de estos desarrollos es una filantropía más madura en la que, a través de un enfoque estructurado, se utilizan los medios adecuados para actuar en las causas elegidas. El número de fundaciones españolas actuales y recientes es una ilustración de esta evolución.

La filantropía está presente en todas las áreas referentes al bien común, incluyendo problemas sociales, culturales o medioambientales. Las causas apoyadas van desde la educación, la promoción de arte contemporáneo o del patrimonio cultural, hasta los derechos de las mujeres, el cambio climático, ayudar a niños en riesgo de exclusión o ayudar a comunidades desfavorecidas.

Los proyectos son además extremadamente variados: desde mejorar la autonomía y calidad de vida de las personas mayores y de los pacientes con enfermedades crónicas, hasta facilitar la integración social y profesional de la gente joven, u ofrecer becas a jóvenes artistas.

¿Cuáles son las motivaciones de los filántropos “Millenials”?

Esta nueva generación es consciente de que no solo tienen que aprender sobre los retos y problemas relacionados con la causa de su elección antes de actuar, sino que también deben considerar los diferentes medios de acción antes de determinar su ámbito de intervención. De hecho, normalmente no se limitan a donar dinero, sino que aprovechan cualquier herramienta para conseguir sus objetivos: inversión de impacto social, desarrollo de habilidades, etc.

Los filántropos millennials están especialmente interesados en utilizar los canales digitales para promover sus causas, para encontrar beneficiarios, donantes, talentos y para formarse a sí mismos. Creen que pueden ser más efectivos si se relacionan con otros filántropos a través de redes internacionales o locales, que utilizan para buscar co-inversores, cofundadores, nuevas ideas y mejores prácticas. Pero sobre todo, esta nueva generación sabe que puede conseguir impacto hoy mismo y no ven ningún motivo para retrasarlo.

Entre sus sectores favoritos podemos encontrar las FinTechs, las Edtechs, la energía renovable y la comida y agricultura. En general, los “Millennials” son más globales que los “Baby Boomers”.

Otros artículos relacionados: ¿Qué es el impacto social y por qué es importante?

Más información sobre la filantropía en BNP Paribas Wealth Management