Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#VIÑEDOS — 30.04.2019

NUEVA EDICION DEL INFORME ANUAL DE AGRIFRANCE

Agrifrance, la división especializada en el asesoramiento sobre propiedades rurales de BNP Paribas Wealth Management, acaba de publicar su informe anual. Este año, el informe compara las propiedades rurales de Francia con las de Gran Bretaña.

1. Las tierras agrícolas de Reino Unido ocupan 17,3 millones de hectáreas, frente a los 26 millones de hectáreas de Francia. Con una población similar, hay la mitad de granjas en Gran Bretaña que en Francia.

Sin embargo, Reino Unido sigue siendo un país agrícola de gran importancia. En Europa, es el principal productor de carne de vacuno y ocupa el tercer lugar en la producción de trigo o productos lácteos.

2. Los bosques cubren sólo el 13% del territorio (3,1 millones de hectáreas), comparado con el 30% en Francia (17 millones de hectáreas). Como resultado de una política de incentivos, los precios de la madera están subiendo y la demanda de madera es fuerte.

3. Los viñedos, con 2.000 hectáreas plantadas, ocupan lógicamente menos tierra que en Francia, que tiene 786.000 hectáreas plantadas, aunque el interés es cada vez mayor.


"En un entorno político marcado por el Bréxit, las propiedades rurales en Inglaterra y Escocia siguen sorprendentemente boyantes. En agricultura, los precios en el Reino Unido superan los 20.000 euros/hectárea de media para terrenos de alta calidad, lo que supone el doble o triples que en Francia. Los bosques siguen siendo un activo muy codiciado y se encuentran alrededor de los 10.000 euros/hectáreas. La madera, como resultado de una ambiciosa política forestal, también está experimentando precios muy elevados. Por último, los viñedos, que son sin duda, menos importantes y reconocidos que en Francia, han atraído recientemente mucha atención. Como en Francia, el interés en las propiedades rurales como un activo para diversificar el patrimonio está provocando escasez y búsqueda de calidad en los activos." Comenta Benoit Léchenault, Director de Agrifrance.

 

Puede consultar el informe completo en el siguiente link.