Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Inversiones — 29.08.2017

Análisis y perspectivas de la actual apreciación del euro

David Gutiérrez

Ante la fuerte apreciación que lleva el euro en estos últimos meses y habiendo tocado el nivel máximo de 1,2065 durante la mañana de hoy 29 de agosto, queremos hacer un breve resumen de la situación actual para aportar una visión global de lo que está aconteciendo

news_summer

El mes de agosto ha estado dominado por un tipo de cambio EUR/USD consolidando el nivel de 1,1750, tras varios intentos infructuosos del euro de apreciarse por encima de 1,1800 y marcar nuevos máximos.

Los datos macroeconómicos del mes han estado en línea con los meses de julio y junio, con una mejoría relativa de los datos macroeconómicos de la Eurozona frente a los datos procedentes de Estados Unidos.

El mercado optó por tanto, por mantener una dinámica de espera para ver cuáles serían las líneas de actuación que vayan a llevar a cabo la Fed y el BCE en los próximos meses.

En este sentido, estábamos esperando con interés la reunión en Jackson Hole que tuvo lugar el pasado fin de semana, en la que se esperaba escuchar a Yellen, hablando de cuándo podría tener lugar la siguiente subida de tipos de interés por parte de la Fed, si para final de año o si para principios de 2018. Sin embargo, la reunión de Jackson Hole fue por otros derroteros, ya que Yellen centró su discurso en solicitar a Donald Trump que no tirase por tierra los esfuerzos regulatorios y de recapitalización de la banca norteamericana, llevada a cabo por su antecesor B. Obama y que mantuvieran las exigencias de capitalización actuales a la banca. Sólo vio como medianamente factible una relajación en las exigencias de la ley Volcker (propuesta de ley de reforma del sistema bancario lanzada por el gobierno de Obama) e hizo un guiño sobre la posibilidad de que la banca comercial pudiera entrar quizá también a ser banca de inversión.

Este discurso político de Yellen no fue en la línea de lo que esperaba el mercado, ya que no despejó la duda de si finalmente podrá subir los tipos de interés un +0,25% en la reunión de diciembre, para cumplir con las tres subidas que había prometido a principios de este año. Adicionalmente y, en vista a los malos datos de inflación que se han recogido en Estados Unidos estos meses, el mercado ha tirado definitivamente la toalla y se da por hecho que la Fed no podrá cumplir con la tercera subida de tipos prevista para este año, y que hasta el primer trimestre de 2018 no veremos la siguiente subida de tipos, si es que la inflación no vuelve a decepcionar.

En lo que respecta al Banco Central Europeo, seguimos pensando que el mercado ha sobre-reaccionado a las palabras de Draghi de principios de verano, donde comentó que en otoño darían a conocer los planes de normalización monetaria que está barajando la entidad.

En BNP Paribas Wealth Management pensamos que dichos planes de normalización monetaria van a ser más modestos de lo previsto, en caso de que finalmente los haya, ya que no hay tensiones inflacionistas en la Eurozona y que los niveles de endeudamiento de las economías periféricas siguen siendo muy elevados, lo cual hace muy complicado poder llevar a cabo un programa de normalización monetaria tan activo como el que ha llevado a cabo la Fed en estos meses.

Con todo esto vimos cómo el euro rompía la resistencia de 1,1850 y cotizaba en la zona de 1,1940 en el día de ayer, con vía libre en el corto plazo para llegar hasta la resistencia técnica siguiente que está en 1,2100.

Por otro lado, con la incertidumbre creada por el misil que lanzó Corea del Norte esta madrugada en aguas cercanas a Japón y con el recuento de los daños del huracán Harvey que según se estima va a ser uno de los más costosos de la historia de Estados Unidos, con un coste de reconstrucción estimado entre los 30.000 y 100.000 millones de dólares, hemos visto al dólar volver a perder terreno y sobre todo al euro volver a sobre reaccionar, apreciándose fuertemente contra el dólar al inicio de la mañana hasta 1,2165 al igual que contra la mayoría de divisas globales (0,93 contra la GBP, 1,1406 contra el CHF, 131 contra el JPY, etc) es decir en máximos de los últimos más o menos tres años contra la mayoría de divisas mundiales que es donde cotiza en estos momentos. Únicamente se ha detenido levemente por los comentarios que ha realizado Merkel en la prensa en los que comentaba que un EUR/USD en niveles de 1,20 va a perjudicar las exportaciones de la Eurozona.

Como conclusión, esperamos asistir a una relajación en el euro, ya no sólo contra el dólar, sino contra la mayoría de divisas, y con ello en concreto ver al cruce EUR/USD volver hacia la zona entre 1,1000-1,1200 en los próximos 6 meses.