WEEKLY FLASH

14 DE ENERO DE 2019

Documento dirigido exclusivamente a clientes con contrato de asesoramiento A2 y A3

Sin haberse producido grandes cambios respecto a cómo acabamos el 2018, el mercado ha comenzado con una visión mucho más optimista en 2019, fundamentada en:

  1. Relajación de la guerra comercial entre EEUU y China: Parece que se está produciendo un posible apaciguamiento de la guerra comercial entre EEUU y China y con ello una mejora del comercio internacional, trasladándose a la mejora de la confianza empresarial y del consumidor. La ronda de conversaciones iniciada en enero es un aliciente que culminará con la visita, a finales de mes, del primer ministro chino Liu He a Washington.
  2. Crecimiento en China: Este país sigue mostrando crecimientos superiores al 5% a cinco años vista, con estabilidad en sus planes para desapalancar los excesos de deuda/PIB, excesos de endeudamiento empresarial y algunas zonas con burbuja inmobiliaria. China es clave para la estabilidad de los mercados.
  3. EEUU: lejos del fin de ciclo. No parece que se vislumbre el fin de ciclo norteamericano en 2019, manteniéndose el crecimiento económico entre el 2% y el 2,5%. La tendencia hacia un menor crecimiento económico facilitará una política monetaria menos restrictiva y, con ello, menor tensión en los mercados emergentes
  4. Mejores perspectivas políticas en Europa de forma que en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo no haya mayoría anti-europeísta.
  5. Activación de “la put de los Bancos Centrales: Tras las últimas actas de la Fed, se modera el discurso de J. Powell y se prevén menos subidas de tipos de interés. El BCE podría seguir contrarrestando activamente los desequilibrios existentes en la eurozona: el más claro es la situación bancaria en Italia. Posiblemente tendrá que intervenir con LTROs y crear un “banco malo” como se hizo en España.
  6. BREXIT. Esta semana es clave, ya que se vota en el Parlamento si hay acuerdo o no. Dado que se prevé que no va a haber acuerdo, el retraso de la fecha del Brexit, unas elecciones generales o un nuevo referéndum van tomando peso. Theresa May espera que Jean-Claude Juncker amplíe el periodo transitorio. La oposición, liderada por Jeremy Corbyn, aboga por la convocatoria de elecciones y no se descarta una moción de censura contra May  El Parlamento está muy dividido entre los que apoyan la salida y los que quieren quedarse. La mayor volatilidad se verá en la libra esterlina (ver apartado divisas).      
BLOOMBERG

Renta Variable

Después de un cierre de 2018 con un exceso de miedo y con valoraciones más bien alineadas a un escenario de recesión, comenzamos el 2019 con mayor optimismo. hay varios temas que han permitido que se vuelva a activar el modo "Risk-on" en los inversores. El avance de negociaciones sobre la guerra comercial entre EEUU – China y las actas de los Bancos Centrales, donde parece que se contempla el enfriamiento de la economía y por tanto la no necesidad de subidas de tipos adicionales (se vuelve a activar la “put de los Bancos Centrales”), y los nuevos acuerdos de reducción de producción de petróleo de la OPEP.

INDICES

Los sectores que mejor comportamiento han tenido han sido el del Gas y Petróleo y los que más habían caído en las últimas semanas como el sector de Telecomunicaciones en USA o el sector financiero en Europa:

ELABORACION PROPIA

Esta mañana hemos conocido los datos de balanza comercial en China, donde se observa un deterioro tanto en las exportaciones como en las importaciones, aunque aumenta el superávit. Este dato invita a pensar en una mayor disposición de China en sus negociaciones con Estados Unidos y además pone de manifiesto la desaceleración de su economía.

No obstante los riesgos geopolíticos siguen presentes en el horizonte, con la votación del Brexit de mañana, los presupuestos de países periféricos en EU (Italia y España) y las elecciones en el BCE.

Esta semana comienza la publicación de resultados del 4º trimestre de 2018 que serán el catalizador del devenir de los mercados en las próximas jornadas.

Renta Fija

Acabamos la primera semana no festiva del año y con un tono claramente positivo. La fuerte presión vendedora a la que se han visto sometidos los activos de riesgo a finales del 2018, así como el importante movimiento de huida hacia la seguridad registrado parece que se han tomado un respiro durante los primeros días de 2019. La conjunción de unos Bancos centrales más condescendientes con los que piden un endurecimiento monetaria menos agresiva o incluso medidas extra de estímulo donde se necesiten (como en el caso de China); junto con la expectativa de una resolución de los principales factores desestabilizadores (Brexit y guerra comercial EEUU-China entre otros), ha hecho que hayamos podido asistir a una ligera contracción de los diferenciales de crédito desde los máximos marcados el pasado año y a un rebote de las rentabilidades de los bonos de gobierno sin riesgo: respecto a mínimos de las semana anterior el Bund alemán a 10 años + 8 puntos básicos y el Treasury americano a 10 años +15 puntos básicos.

Evolución diferenciales renta fija emergente, High Yield y Prima Italiana: A la baja

BLOOMBERG Y3

Encontramos una constatación de la mejoría en la reapertura del mercado primario de bonos corporativos a nivel mundial. El final de año, con la fuerte volatilidad fue un desierto para las nuevas emisiones, al contrario que ahora: vemos como emisores bajo presión como Telecom Italia consiguen recabar mucho interés por parte de los inversores, gracias, eso sí, a los altos diferenciales que se ofrecen: en el caso de Telecom Italia hablamos de +440 p.b. sobre los bonos alemanes a 5 años, rentabilidad de 4,125% anual hasta vencimiento. Dada la sobreventa acumulada y si los factores desestabilizadores antes comentados se resuelven de una forma “menos mala”, podremos ver como esta tendencia positiva se mantiene durante las primeras semanas del año. Estaremos atentos al primario para identificar oportunidades de inversión.

Divisas:

Previsiones para los próximos trimestres:

DIVISAS

El clima de pesimismo con el que terminamos 2018 hizo que el dólar estuviese durante el segundo semestre del año cotizando fuerte contra la mayoría de divisas mundiales, como consecuencia de las políticas de endurecimiento monetario de la Fed, fortaleciéndose como divisa refugio en tiempos de incertidumbre.

Cerramos el año con el EUR/USD en niveles de 1,1465, pero esperamos un cambio de tendencia a medida que el año vaya transcurriendo y el BCE endureciendo su discurso.

No hay unanimidad actualmente en el mercado sobre cuántas subidas de tipos va a poder llevar a cabo la Fed. Sólo hay consenso en que al menos habrá una (del 2,5% actual al 2,75% en verano o final de año). No está claro si podrán llevarlo al 3%. La Fed lo ha dejado  en el aire en función de cómo vayan saliendo los datos macro estos meses.

En cambio, sí hay unanimidad en que el BCE subirá los tipos en junio desde el -0,40% hasta niveles del 0,0% y que podría terminar el año en +0,10 o +0,20%. La curva de tipos LIBOR/USD y el Euribor ya vienen reflejando este movimiento a 9-12 meses vista de forma tímida en estas dos últimas semanas.

Por otro lado, las incertidumbres políticas en la Eurozona empiezan a amainar: el Brexit será votado el 15 de enero en Westminster y probablemente rechazado. Antes del 21 de enero, May deberá presentar un plan B en el Parlamento para una salida sin acuerdo. Lo más probable es que tampoco sea validado y por tanto May solicite una prórroga de permanencia indefinida a Bruselas para evitar un “hard Brexit” inmediato en marzo.

En dicha prórroga se abren 3 escenarios posibles: un adelanto de las elecciones generales, una moción de censura de los laboristas, o bien un nuevo referéndum dónde se abriría la puerta a la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea.

Por tanto esta tregua va a ayudar al euro, como ya lo hiciera el acuerdo del gobierno italiano con la Comisión Europea del 21de diciembre con respecto al presupuesto y déficit de Italia para este ejercicio, que aupó al euro desde niveles de 1,13 hasta el 1,1465 en el que cerró 2018.

  • Esperamos una paulatina apreciación del euro hasta niveles de 1,17 en junio y de 1,20 para diciembre en su cruce contra el dólar.
  • Neutralidad en el cruce EUR/GBP en 0,87-0,90 para todo este año.
  • Depreciación paulatina de las divisas refugio (CHF y JPY) a lo largo del año contra el euro, según se vayan reduciendo las incertidumbres políticas en la Eurozona.
  • Mantenemos cautela con las divisas emergentes ante un euro que irá recuperándose y un escenario global aún desafiante para muchos de estos países. Vemos cierta oportunidad solamente en el real brasileño y en el rublo ruso a doce meses vista.

Datos macroeconómicos de la pasada semana:

DATOS MACRO
imagen internetttttttt