#SRI — 09.09.2021
Episode 6

Rentabilidad de las inversiones ISR

Capítulo 6/7

Principales datos relevantes

Pictogram greenhouse
  • Desde la aparición de las inversiones socialmente responsables como temas de inversión, su rentabilidad financiera ha sido analizada por muchos estudios y la conclusión está muy clara: el 90% de las inversiones sostenibles no ofrecen peores resultados que las inversiones tradicionales. 
  • Las inversiones que integran factores ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), incluyendo la toma de decisiones relacionadas con la lucha contra el cambio climático o la transición energética, han obtenido mejores resultados que las que no tenían en cuenta dichos factores.

La rentabilidad financiera de las inversiones sostenibles:

El concepto de inversión sostenible ha evolucionado. Es relativamente moderno, podría remontarse a 1987, con el lanzamiento del conocido informe de la Comisión Mundial sobre Medioambiente y el Desarrollo titulado “Nuestro futuro común”.

Sin embargo, a lo largo de la historia, podemos encontrar ejemplos de inversión que no se centraban únicamente en la rentabilidad financiera, sino también en la rentabilidad extra financiera. Algunos de estos ejemplos son:

  • La escuela escolástica y su análisis de la usura y el precio justo
  • El uso de criterios no financieros en el siglo VII por los cuáqueros
  • La creación el Fondo Pax World en el siglo XX, apoyados por ministros de la iglesia metodista

Posteriormente, una amplia tipología de inversiones ha integrado criterios ASG tanto en fondos de inversión, como en otros tipos de activos (bonos verdes, bonos sociales, etc.).

Además de generar una rentabilidad financiera adicional (medida a través de indicadores ASG, de impacto social y medioambiental, o con la exclusión de determinados sectores), podríamos preguntarnos si este tipo de inversiones “sostenibles” son más o menos rentables que las “tradicionales”.

En los últimos años, ha habido muchos estudios sobre el tema, pero hay uno que analiza conjuntamente 2.000 estudios y que fue realizado por Gunnar Friede, Timo Busch y Alexander Basen (Rentabilidad ASG y financiera: evidencia de más de 2.000 estudios publicados por la revista Sustainable Finance & Investment). La conclusión fue muy clara, el 90% de los estudios no encontraban que existiera una relación negativa entre la rentabilidad financiera y la integración de criterios ASG. El 62% encontraba una correlación positiva.

Sin embargo, es probable que la evidencia más clara provenga del análisis de la evolución de las principales estrategias de inversión sostenible con las que contamos actualmente:

  • Inversiones Socialmente Responsables (ISR), a través de índices como el MSCI World SRI. 

Se trata de un índice de renta variable formado por 23 países desarrollados que incluye empresas de grande y mediana capitalización, altamente calificadas en indicadores ambientales, sociales y de buen gobierno y que excluye a empresas con productos que tengan un impacto social o ambiental negativo. Este índice ha obtenido una rentabilidad anual del +14.1% desde el año 2016, superando a su índice equivalente sin sesgo ASG, en más de un 1.1%. 

  • Inversiones con integración de criterios ASG, a través de índices como el MSCI World ESG Leaders Select.

Este índice de renta variable invierte en empresas que muestran mejores indicadores ASG, en comparación con su sector. Se trata de una agregación de subíndices que invierten en Europa, Oriente Medio, Asia-Pacífico, Canadá y Estados Unidos. Este índice ha generado una rentabilidad media anual del +13.9% desde 2016, superando a sus equivalentes sin sesgo ASG. 

  • Inversiones relacionadas con el cambio climático, a través de índices como el Euronext Low Carbon.

Se trata de un índice de renta variable compuesto por empresas europeas de grande y mediana capitalización, con las mejores calificaciones en cuanto a indicadores climáticos y emisiones de carbono. Este índice ha obtenido una rentabilidad anualizada del +7.1% desde el 2016, frente al +6.3% que ha obtenido su equivalente en el Stoxx Europe.

Estos ejemplos de inversiones sostenibles, no solo cuentan con una rentabilidad financiera ligeramente superior en los últimos 5 años, sino que, además, se benefician de un perfil de riesgo más bajo. 

.

El factor de la rentabilidad de las inversiones sostenibles:

Tras analizar una amplia muestra de ejemplos que indican que la rentabilidad de las inversiones sostenibles es igual o mejor que la de las inversiones tradicionales, la segunda pregunta a la que trataremos de responder es ¿Cuál es el origen de este sesgo positivo?

El meta-análisis de Gunnar Friede, Timo Busch y Alexander Basen indica que, sobre la base de los 644 estudios en los que analizaron la relación entre los factores medioambientales, sociales y de gobernanza con la rentabilidad, la mayor correlación encontrada con la rentabilidad es con el factor de gobernanza (62.3%), después el factor social (55,1%) y, en tercer lugar, con el factor medioambiental (58.7%).

Exigir a las empresas el cumplimiento de otros criterios de gestión ASG, además del uso correcto de su capital financiero, mejora enormemente la calidad de su toma de decisiones. Con el tiempo, se generan inversiones más sostenibles, no sólo en términos de duración y rentabilidad, sino también en términos de impacto, como por ejemplo la contribución a reducir el cambio climático, el alinear los intereses éticos o morales del inversor o el generar impactos positivos en la sociedad.

Además de los criterios ASG, hay otro elemento que destaca la mejor rentabilidad de este tipo de inversiones, el momentum o la captación de fondos. Durante los últimos años, este tipo de inversión ha ido ganando interés y peso en las carteras de los inversores. Esto genera flujos de inversión hacia una serie de activos (acciones, bonos, etc.) de empresas con el mismo sesgo, lo que favorece un mejor rendimiento de estos valores. En este sentido, estos flujos de entrada siguen creciendo, aunque, con el tiempo, este efecto se reducirá, ya que aumentará el número de empresas que aplicarán estos criterios en su gestión. Los universos de inversión serán más parecidos. Sin embargo, siempre habrá nichos de inversión más especializados que seguirán siendo el centro de interés de nuestros inversores.

Ángel Borrego

Head of SRI & Impact Investing Spain

Descubra el resto de capítulos que le ayudarán a conocer  nuestro enfoque de "Impacto Positivo” basado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.