#Inversiones — 04.08.2020

TENDENCIAS EN LAS ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN DE LAS FAMILIAS Y DE SUS FAMILY OFFICES

Las familias con elevados patrimonios a menudo comparten varias características. Su patrimonio generalmente es construido de generación en generación, a través de la propiedad de una o de varias empresas. Tienden a tener un fuerte apego cultural con ciertos comportamientos de inversión específicos que no siempre son compartidos por los inversores a corto plazo.

Las familias y sus family offices suelen sentirse más cómodos con activos ilíquidos y con empresas privadas. También son conscientes de la necesidad de afrontar las potenciales crisis económicas y financieras periódicas y, por tanto, realizan estrategias de inversión basadas en un horizonte a largo plazo y más equilibradas en términos de riesgo.

Otra de las principales características observadas en las familias cuyo patrimonio ha sido construido durante varias generaciones suele ser la importancia de las personas y de las relaciones a largo plazo con los managers y ejecutivos, basadas en fuertes valores compartidos por los miembros de la familia y que esperan que sean respetados por los family offices.

Estos valores y la visión a largo plazo han sido uno de los principales aspectos diferenciadores de las rentabilidades obtenidas por los family offices. En las últimas décadas, los family offices se han vuelto muy sofisticados y ahora son capaces de ejecutar y gestionar transacciones que en el pasado hubieran sido competencia exclusiva de grandes fondos de private equity o de instituciones financieras.

Estos family offices altamente experimentadas son capaces de aprovechar su herencia cultural única y su fortaleza financiera para adoptar estrategias de inversión complejas y provechosas que se adapten con su perfil rentabilidad/riesgo. Y estas estrategias se están volviendo cada vez más predominantes en los family offices.

De hecho, el lugar que ocupa el private equity en las estrategias de los family offices ha cobrado mayor importancia. Un informe reciente de AFFO (Asociación francesa de Family Offfices) centrado en la distribución de los activos de las familias en 2018, recalca este hecho, de forma que el private equity representa actualmente el 21% en las carteras de familias. Una parte significativa de esta reasignación se debe a la reducción de la exposición de los fondos cotizados de renta variable y hedge funds en las carteras, mientras que los bienes inmuebles y otros activos inmobiliarios siguen teniendo una fuerte presencia en las carteras familiares.

Sin embargo, la obtención de un acceso privilegiado a las mejores oportunidades de private equity sigue siendo un reto para todos, a excepción de los family offices más grandes. Aquí es donde los gestores de patrimonios pueden marcar una verdadera diferencia para sus clientes, aprovechándose de sus relaciones y del acceso, para asegurar que los clientes puedan beneficiarse de estas oportunidades de inversión. Por ejemplo, en BNP Paribas Wealth Management los clientes se benefician de nuestras buenas y cercanas relaciones con algunos de los mejores y más respetados gestores de private equity.

Además del private equity, la segunda tendencia significativa es el aumento de las inversiones socialmente responsables y de impacto, ya que las familias alinean cada vez más sus valores con sus inversiones. La COP 21 en 2015 marcó un punto de inflexión en el pensamiento global, con respecto a los grandes desafíos medioambientales. El sector financiero ha dado un gran paso adelante. Algunas de las instituciones financieras más importantes y algunos de los bancos más grandes, pero también los gobiernos y las organizaciones internacionales, como la ONU o el Banco Mundial. Todos ellos han confirmado su compromiso y dedicación para abordar el cambio climático y para continuar innovando y promoviendo una financiación responsable. La movilización de los inversores desde entonces ha sido tremenda, y la mayor parte de ellos han intensificado sus compromisos para luchar contra el cambio climático.

Las familias y los family offices han estado a la vanguardia de este cambio, cuyo impulso ha sido especialmente fuerte para las siguientes generaciones. El mayor desafío al que se enfrentan es a medir la realidad del impacto de las potenciales oportunidades de inversión y acceder a las pocas que haya que estén en línea con sus valores.

En BNP Paribas Wealth Management, los clientes se van a beneficiar de una dedicada solución digital, que les ayudará a comprender su perfil de impacto. Sobre la base de este perfil, podrán solicitar soluciones de inversión que coincidan con sus valores y con sus ambiciones en términos de impacto y de perfil financiero.  

La creciente sofisticación de las familias y de sus family offices, así como la naturaleza cambiante de sus estrategias de inversión, ha sido un factor clave detrás de la evolución de nuestras soluciones de inversión. En BNP Paribas Wealth Management buscamos garantizar que nuestros clientes reciban toda la gama de servicios que necesitan para gestionar sus inversiones y sus negocios, al mismo tiempo que les proporcionamos acceso a las oportunidades de inversión más exclusivas disponibles, en línea con sus estrategias y valores.