Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de facilitar y prestar los servicios y funcionalidades requeridos por quién accede a la página. Al utilizar los servicios de esta página web  y continuar navegando, consideramos que el usuario acepta el uso de las cookies. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado a la instalación de cookies, mediante su eliminación en su ordenador y modificando los parámetros de su programa navegador. Más información sobre cookies

#Filantropía — 18.08.2017

FILÁNTROPOS MILLENNIALS, UNA GENERACIÓN CONECTADA

Los filántropos millennial utilizan las redes sociales de manera diferente a los baby boomers: las usan no sólo para promocionar sus causas, sino también para encontrar beneficiarios, donantes, reclutar talento y para formarse. Descubra una de las cinco motivaciones de los filántropos

Al igual que sus padres, los filántropos millennials quieren dejar su huella pero no de la misma manera en la que lo hizo la generación anterior, poniendo su nombre a un colegio, hospital o beca. “Eso ya no se lleva” dice Doug Balfour, responsable ejecutivo de Geneva Global, una empresa de asesoramiento filantrópico.

La tecnología digital y las redes sociales han permitido a las nuevas generaciones globalizar sus donaciones, lo que hubiera sido totalmente inaceptable para algunas de las generaciones de filántropos anteriores. Muchas fundaciones familiares tradicionales no tienen ni siquiera página web. En EEUU por ejemplo, las dos terceras partes de las fundaciones privadas tienen menos de un millón de dólares en activos y menos del 10% tienen página web. Es razonable pensar que este porcentaje es todavía menor para las fundaciones familiares en Asia.

Muchos filántropos millennials de fundaciones familiares tienen cuentas en Twitter y Snapchat y nos son reacios a utilizarlas para anunciar iniciativas y logros con respecto a sus actividades filantrópicas. El Sr. Balfour lo confirma “Tener presencia en las redes sociales contando lo que están haciendo es importante. Están buscando visibilidad y pueden lograrla a través de distintos medios”.

Estas plataformas se utilizan no sólo para promocionar las actividades de sus fundaciones, sino también el trabajo de sus socios. El Sr. Sachdev Patel identifica sus principales objetivos con respecto a las redes sociales: “Para dar a conocer ciertos temas, como por ejemplo la violencia a la que se enfrentan las mujeres y para estar al tanto de los problemas en las áreas en las que estamos trabajando”.

Además, las redes sociales se están convirtiendo en una fuente de identificación de nuevos socios para sus actividades. La Sra. Cordes explica: “Nosotros, de hecho, hemos encontrado a varios de nuestros miembros y hemos seleccionado beneficiarios a través de interacciones que comenzaron en redes sociales”.  

Facebook es la red social más utilizada, incluso entre las fundaciones tradicionales. Esto se debe a la filosofía del “paso a paso”, tal y como explica Risto AarnioWihuri, de 41 años, miembro del Consejo de las fundaciones Finnish Jenny y Antti Wihuri. “Estoy sorprendido de que estemos en Facebook, pero lo estamos”. Además, explica que Twitter es más adecuada para organizaciones e individuos que publican mensajes de manera más frecuente que una fundación.

Otros están intentando encontrar nuevas maneras de captar la atención del público en las causas que promueven. Por ejemplo, como parte de la Semana de la Moda de Londres en 2016, la Sra. Sachdev Patel invitó a mujeres víctimas de ataques con ácido a la pasarela junto con las modelos.

“Nunca habríamos hecho algo parecido en el pasado” dice la Sra. Sachdev Patel. “Creo que tenemos que hablar de estos temas, ya que es el primer paso para crear un cambio real y duradero”. El Sr. Balfour explica que se trata de una generación que utiliza las nuevas tecnologías para llamar la atención sobre su trabajo. “No están interesados en promover una institución” señala “Están más interesados en conseguir arreglar los problemas”.